Cómo superar tus miedos para lograr tus objetivos

Comparte este blog

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

¿El miedo es malo? Esta es una pregunta ante la cual creemos que la mayoría respondería con un “sí” inmediato. Sin embargo, y más allá de ver a los miedos como buenos o malos, es importante que primero los identifiques, evalúes de dónde vienen y, sobre todo, trabajes en ellos para evitar que se conviertan en un freno innecesario al momento de querer cumplir tus objetivos.

¿Quieres conocer los pasos que te ayudarán a vencer o a coexistir sanamente con tus miedos? Te invitamos a que sigas leyendo.

Dos tipos de miedos: racional e irracional

La pregunta que te hicimos al principio te la hicimos precisamente porque muchos de los miedos que sientes a lo largo de tu vida tienen que ver con situaciones que nunca han pasado (y que es probable que nunca pasen). A estos se les conoce como miedos irracionales. 

Son aquellos que ocupan tu mente y te hacen cuestionarte cosas como: “¿Y si a nadie le gusta lo que opino?”, “¿Y si me caigo al llegar?”, “¿Y si me equivoco mientras hablo?”. Mismos que ocasionan bloqueos y, en varias ocasiones, rechazar grandes oportunidades, pero de eso hablaremos más adelante.

Por el otro lado se encuentran los miedos racionales. Que son aquellos que te ayudan a sobrevivir. Ya que, por ejemplo, si te asomas desde un quinto piso reconoces que es peligroso. Y el miedo que puedes llegar a sentir es el mismo que te indica que no debes saltar. Así que en estos casos podríamos decir que el miedo racional es útil porque te aleja del peligro. Interesante, ¿no crees?

Aprovecha las grandes oportunidades

Tal como lo mencionamos anteriormente, el miedo te puede llevar a rechazar grandes oportunidades o a frenarte de lograr tus objetivos. Para evitar que esto suceda, a continuación te compartimos una serie de pasos que evitarán que el miedo te controle.

Atrévete a afrontarlos

Los miedos no desaparecen por arte de magia, por lo que es necesario que los afrontes uno a uno. Gracias a esto serás capaz de reconocer aquello que te hacen sentir. ¿No sabes por dónde empezar?

Hazte preguntas 

Empieza por cuestionarte a ti misma, te ponemos algunos ejemplos:

  • ¿Cuál es mi miedo?
  • ¿Qué me hace sentir?
  • ¿Cuándo aparece?
  • ¿Puedo recordar cuándo apareció por primera vez?
  • ¿Estoy en peligro realmente?
  • ¿Este es un miedo racional o irracional?

Este tipo de preguntas, poco a poco, te ayudarán a llegar a la raíz.

Tip Kalan

Aunque tus miedos se presenten, confía en que eres capaz de afrontarlos y dar lo mejor de ti.

Acepta que no tienes el control

Si lo analizas bien, muchos de los miedos surgen de situaciones que tú no puedes controlar, por ejemplo: la turbulencia en un avión. Trabaja en admitir que gran parte de las situaciones están fuera de tu control y que la vida está llena de incertidumbre, pero que no por ello las cosas van de salir mal. Confía.

Confía en ti

Esta es una de las mejores herramientas que puedes integrar a tu vida. Confiar en ti te permite creer en que eres capaz de afrontar cualquier situación. Es decir, que puedes encontrar oportunidad aun en los momentos de mayor adversidad. 

Por último, recuerda que aunque tu mente es muy poderosa, en tus manos también está el frenar los pensamientos negativos, ponerte en perspectiva y cambiar el enfoque. Además, una vez que hayas vencido tu primer miedo, los siguientes los verás con otros ojos. Unos ojos más empáticos y compasivos.

¡Hasta el próximo martes!

Suscríbete a nuestro newsletter

Tips y contenido para vivir una vida deliciosa

Explora nuestros artículos

es_MX