Consejos para aprender a decir que no (sin sentir culpa)

Comparte este blog

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

¿Cuándo fue la última vez que te quitaste un peso de encima? Estamos seguras que ese instante no solo te llenó de alegría, sino que además fue liberador para ti, ¿no es cierto? Por eso decidimos que en el artículo de hoy te vamos a ayudar a decirle adiós a otro miedo que es posible que te haya paralizado alguna vez en tu vida: el miedo a decir que no.

Porque, ¡sí se puede decir que no! Y además, se puede lograr sin culpa de por medio. Así que prepárate porque a lo largo de este artículo te vamos a compartir las acciones que te van a ayudar a priorizar tanto tus emociones como tus decisiones en pro de tu paz mental y emocional.

¿Por qué es importante aprender a decir que no?

Existen diversas situaciones ante las cuales es más fácil aceptar o ceder, sobre todo cuando el motor detrás de ellas es la empatía, la solidaridad o el gusto propio. Sin embargo, complacer constantemente a quienes te rodean, por encima de tus propias necesidades, puede traer las siguientes consecuencias.

Bajar tu nivel de autoestima

Dejar de escucharte a ti por escuchar las necesidades de otros puede transformarse en la falsa creencia de que tus emociones o argumentos no son válidos.

Sentir que estás sola

Decir siempre que sí puede llegar a hacerte sentir sola al pensar que las personas solo están cerca de ti o contigo por lo que haces y no por la persona que eres.

Tip Kalan

Tómate 5 minutos para apreciar y reconocer lo increíble que eres.

Pensar que has fracasado

Decir que “sí” a aquello a lo que quieres decir que “no” puede hacerte sentir que nunca vas a llegar a cumplir tus objetivos personales.

Pero, ¡ojo! Antes de pasar a las acciones que te van a ayudar a decir que no, queremos recordarte que vales mucho, no estás sola y siempre es un buen momento para empezar de cero.

3 consejos para decir que no

Si llegaste hasta aquí es porque estás convencida de que quieres aprender a poner límites. Por lo que los siguientes consejos te van a ayudar a hacerlo sin sentirte mal contigo misma.

Prioriza tus necesidades

Antes de decir que sí pregúntate: “¿Qué quiero yo realmente?”. Esto te ayudará a identificar si tu “sí” es por compromiso o por gusto.

Practica cuantas veces sean necesarias

Si a partir de hoy no logras decir que no a la primera, ¡no te preocupes! Te recomendamos comenzar a decir que no por teléfono o por mensaje, así te será más fácil comenzar a integrar esta práctica en tu vida.

Evita asumir que se van a molestar contigo

Nuestro cerebro está programado para ir directamente al peor escenario. Sin embargo, debes recordar que estás en todo tu derecho a dar una negativa aún cuando intenten hacerte cambiar de opinión.

Frases que puedes emplear para decir que no

A partir de hoy las palabras serán tus mejores aliadas al momento de querer dar un “no” como respuesta. A continuación te compartimos 7 frases a las cuales puedes recurrir en esos momentos de duda.

  1. Gracias por pensar en mí, pero hoy no puedo.
  • Lo siento, pero en esta ocasión prefiero descansar.
  • Perdón, pero tengo otro compromiso.
  • Agradezco tu invitación, pero ya sabes que ese tipo de eventos no me encantan.
  • En estos momentos no puedo, pero en cuanto me sea posible te aviso.
  • No estoy de acuerdo, pero, ¿qué te parece esta otra alternativa?
  • Sinceramente esta situación no me hace sentir cómoda.

Por último, recuerda que tienes el mismo derecho de aceptar como de rechazar cualquier propuesta, invitación o comentario. Y que cuanto más te ames y respetes, más fácil te será poner en práctica estos sencillos consejos.

¡Hasta el próximo martes! 

Suscríbete a nuestro newsletter

Tips y contenido para vivir una vida deliciosa

Explora nuestros artículos

es_MX