Hábitos saludables: qué son, porqué son importantes y cómo integrarlos

Comparte este blog

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Hábitos saludables: qué son, porqué son importantes y cómo integrarlos

¿Los hábitos saludables están de moda o son una señal de evolución? Esta es una pregunta que ya no nos es posible ignorar, puesto a que la gran mayoría de nosotras estamos expuestas a una enorme cantidad de mensajes que nos hacen ver con claridad lo importante que es de vivir una vida saludable.  

Y si, es verdad que hacer ejercicio, comer bien y no fumar son buenos hábitos (y  posiblemente alguno de ellos lo incluiste en tus propósitos de año nuevo), pero hay muchos otros que en ocasiones ignoramos aun siendo igual de importantes para lograr un bienestar a nivel físico, social y mental. 

Por esa razón, te invitamos a que sigas leyendo acerca de la importancia de los buenos hábitos, descubras 3 de ellos que seguimos pasando por alto y, sobre todo, aprendas los 4 pasos que te ayudarán a integrarlos de manera definitiva a tu vida.

La importancia de los buenos hábitos en tu vida

A día de hoy existe un mundo de información en torno a planes de alimentación, entrenamientos funcionales o consejos para lograr un sueño reparador. Sin embargo, los hábitos saludables van más allá de estas tres variables. 

En realidad, también tendríamos que estar hablando de la higiene, el cuidado personal, la salud mental, el buen manejo de las redes sociales o la importancia de cultivar relaciones interpersonales de calidad.  Pero partamos de lo más básico, ¿qué es un hábito? 

Podemos englobar a un hábito como aquellas conductas o actividades que realizas de manera repetitiva en tu día a día. Estos puedes integrarlos tanto de manera consciente, como de forma inconsciente y, aun más importante, todos contribuyen a que logres, o no, tus metas en la vida. 

3 consejos para llevar una vida saludable

Sabemos que el mundo ha cambiado radicalmente y que apegarnos a los buenos hábitos, sobre todo en cuarentena, conlleva mucho más esfuerzo. Por eso queremos ofrecerte 3 consejos sencillos para que refuerces tu bienestar físico y mental.

Consume menos azúcar

¿Sabías que en nuestro cerebro se activan los centros de placer cada vez que consumimos azúcar? Por eso nos es mucho más fácil optar por alimentos dulces. Sin embargo, el consumo excesivo de azúcar puede llegar a tener consecuencias graves en nuestra salud. Por eso es mucho mejor reducir al máximo aquellos productos con azúcar refinada y sustituirlos por frutas o azúcares naturales como la estevia o la fruta del monje.

Tip Kalan

Nuestras obleas están elaboradas con ingredientes naturales y no cuentan con azúcares añadidos. Además, al venir en diversos sabores, son ideales para ese antojo de media tarde. 

Reí más a menudo

Nadie habla de los beneficios que te otorgan unas buenas risas, pero, ¿sabías que hay estadísticas que afirman que quienes tienen un buen sentido del humor tienen 73% menos de probabilidad de morir de un problema cardiovascular? Así que, ¡ya no hay excusa! Busca películas, series o especiales de stand up en Netflix. Y ya sea sola o acompañada, pero asegúrate de reír más para vivir mejor.

Usa las escaleras

¿Qué? Sí, ¡así como lo lees! Por la cuarentena, la actividad física que realiza la mayor parte de la población se ha visto afectada, disminuyendo significativamente. Además para quienes han podido quedarse en casa, salir se ha vuelto una actividad poco frecuente. ¿Y qué sucede cuando se sale? Que se utiliza el carro, se opta por utilizar el elevador o las rampas automáticas del supermercado. Creemos que esto cambiaría si más personas supieran que subir escaleras ayuda a cuidar de la salud del corazón, a prevenir la obesidad y a bajar el riesgo de sufrir presión arterial alta.

Cómo integrar hábitos de manera definitiva en 4 pasos 

¿Estás decidida a integrar hábitos saludables en tu vida? A continuación te compartimos los pasos que te ayudarán a desarrollar tu disciplina e incrementar el compromiso contigo misma.

1. Identifica los hábitos que deseas adoptar.

Haz una lista de todos esos hábitos que deseas integrar a tu vida diaria: disminuir el tiempo que pasas frente a una pantalla, empezar a meditar, llevar un rutina diaria de limpieza facial, tomar más agua o sumar 10 mil pasos diarios a  tu rutina de ejercicio.

2. Analiza porqué no has podido integrar hábitos en el pasado.

Hacerte consciente de aquello que te ha detenido en el pasado te ayudará en el presente. ¿Ha sido por falta de organización? ¿Es por cansancio? ¿Es porque quieres integrar 5 hábitos al mismo tiempo? Recuerda que la clave está en no autoexigirte, en ir poco a poco y en celebrar las “pequeñas” victorias.

3. Hazte consciente de los beneficios.

¿Qué vas a obtener al integrar los hábitos que elegiste? Quizás reduzcas tu ansiedad, duermas mejor o te sientas más ligera. Sea cual sea, es importante que identifiques los beneficios para que puedas recordarlos cada vez que quieras tirar la toalla.

4. Arma un plan de acción.

Aquí es importante que definas la frecuencia de manera realista, de esta forma lograrás adaptarte a tu propio ritmo. 

En resumen, los buenos hábitos requieren tiempo, esfuerzo, dedicación y disciplina. ¿Y si un día no cumples con tus objetivos? ¡No pasa nada! Siempre puedes volver a empezar. Recuerda que el cómo te hablas también es importante en el cumplimiento de tus objetivos, pero de esto te hablaremos la siguiente semana.

¡Hasta el próximo martes!

Suscríbete a nuestro newsletter

Tips y contenido para vivir una vida deliciosa

Explora nuestros artículos

Uncategorized

7 maneras de cultivar el amor propio

Hace un par de semanas te compartimos la relación que existe entre el autocuidado y el amor propio, haciendo especial hincapié en aquellos primeros pasos

es_MX