Mindfulness: de lo automático a lo consciente y voluntario

Comparte este blog

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

En la última década el interés por el mindfulness ha crecido de manera exponencial para aliviar una gran variedad de condiciones tanto mentales como físicas. A día de hoy está más que comprobado que esta práctica ayuda a controlar la ansiedad y las emociones, así como a mejorar el estado de ánimo, el insomnio y la manera en la que una persona puede llegar a desenvolverse en su entorno.

En este artículo te compartimos qué es el mindfulness y 5 sencillos pasos a través de los cuales podrás evaluar si te gustaría incorporar esta práctica a tu vida diaria.

Pero, primero lo primero: ¿qué es el mindfulness?

Es posible que anteriormente hayas escuchado la siguiente frase: “Enfoca tu atención en el aquí y el ahora”. A grandes rasgos podemos decir que esta expresión resume la base de la consciencia plena o mindfulness. Misma que busca ayudarte a focalizar tu atención en el momento presente.

Pero, ¿por qué es cada vez más común este término? Porque cada día son más las personas que buscan acallar los estímulos exteriores (laborales, personales, sociales o digitales) e interiores (mente y emociones), con el fin de disfrutar de una manera más profunda de cada experiencia.

Por esta razón, el mindfulness se ha visto como una manera efectiva de entrenar tu cerebro para observar, sentir y estar sin juzgarte o criticarte. Además, te permite bajar el ritmo, saborear la vida y disfrutar de cada instante. Incluso a dejar a un lado la culpa, los miedos o la autoexigencia para así lograr acercarte más a un estado de contemplación y calma.  

5 sencillos pasos para iniciarte en esta práctica

A continuación te presentamos los primeros pasos para que hagas de esta práctica un gran hábito.

  1. Detente y observa sin prisa

Cuando te das la oportunidad de parar en seco, te es posible observar con calma todo lo que pasa a tu alrededor, incluyendo a tu mente, tu cuerpo y tus emociones. En este momento sales de la inconsciencia, y de la vida en automático, para vivir el presente de manera consciente.

  1. Observa desde afuera

Al observarte desde afuera, en tercera persona, te es más fácil detectar tus pensamientos y emociones de manera natural, sin expectativas o juicios de por medio.

  1. Recurre a un recordatorio

En un inicio una alarma puede ser tu mejor aliada para ayudarte a recordar la importancia de parar por un instante para alcanzar una conexión real contigo misma y con tu entorno.

  1. Integra la respiración consciente

Respirar de manera consciente es uno de los pilares fundamentales de esta práctica. Tanto para liberar estrés, concentrarte o descansar.

Tip Kalan

Para alcanzar una respiración consciente te recomendamos contar 40 respiraciones por la nariz, lo cual equivale a 2 minutos y medio de tu tiempo respirando de manera consciente, profunda y con tu atención situada en el presente. 

  1. Acepta tus emociones y pensamientos

Esta práctica te permite observar tus emociones y tus pensamientos conforme llegan, con agradecimiento y sin miedo.  

Platícanos, ¿te gustaría integrar esta práctica a tu vida? Nos encantará leerte directamente en nuestra cuenta de Instagram, @kalanobleas. 

¡Por allá te esperamos! 

Suscríbete a nuestro newsletter

Tips y contenido para vivir una vida deliciosa

Explora nuestros artículos

Uncategorized

Cómo alcanzar tus objetivos en este 2021

¿Tienes claros los objetivos que deseas alcanzar este año? Quizás sea integrar la meditación a tu rutina, levantarte más temprano, comenzar a escribir tu libro

es_MX