es

Cómo encontrar el balance ideal siendo mompreneur

Uno de los grandes beneficios de la época actual es la posibilidad de poder emprender y trabajar desde casa. Este esquema te permite no solo ser tu propia jefa, sino que también te brinda la oportunidad de disfrutar de horarios más flexibles, que se adecuan a tu propio estilo de vida y que incluso te facilitan el compaginar tus proyectos con algo tan mágico como lo es la maternidad. 

Pero, y aquí viene la pregunta del millón, ¿es posible lograr un equilibrio entre ser mamá y ser emprendedora? Sí, es posible. Y lo sabemos porque nosotras mismas lo vivimos día con día. Por eso el día de hoy te compartimos aquellas claves que te ayudarán a disfrutar de ambas facetas.

¿Por qué es tan importante el término mompreneur

Cuando hablamos de una mompreneur, hablamos de una mujer de negocios que desea activamente lograr un equilibrio entre su vida privada y su vida profesional. Algo que antiguamente no era posible, pero que a día de hoy lo es gracias al reparto de roles tanto en el hogar como en el ámbito empresarial. 

Este cambio ha dado pie a que sean cada vez más mujeres las que deciden explotar sus habilidades para conciliar el reto de ser empresarias con una vida familiar. Porque de esta manera, no tienen porque renunciar a ninguno de sus sueños.

4 claves para lograr el mejor balance

Uno de los rasgos más característicos de una mujer que es madre y emprendedora es aprender a escuchar (aún más) su instinto. Sin embargo, existen muchas otras claves que te pueden guiar si vas a ser mamá y estás por emprender o si ya eres emprendedora y planeas formar una familia próximamente.

Ten clara tu idea de negocios

Para tener un negocio exitoso es importante que desarrolles tu idea tomando en cuenta tu estilo de vida, tus habilidades, tu diferenciador y, muy importante, que tu producto o servicio brinde una solución a un problema. 

Tip Kalan

¿Quieres emprender, pero no tienes clara tu idea? Piensa en aquello que tú quieres y no encuentras, algo que necesites y no esté disponible o algo que quizás haga alguien más, pero que tú podrías mejorar.

Evalúa qué necesitas aprender antes de iniciar

¿Ya cuentas con el suficiente conocimiento en tu área? ¡Perfecto! Sin embargo, también es importante que tomes en cuenta aquellos temas ajenos a tu experiencia o tus habilidades, como pueden ser temas relacionados con diseño, administración o finanzas. 

Traza un plan

Para conseguir tus objetivos siempre va a ser necesario que definas un plan a corto, mediano y largo plazo. No solo en términos, por ejemplo, de redes sociales, sino también en términos de costos, ventas, distribución, marketing, inversión, etc. Igualmente, enfoca parte de tus esfuerzos en trazar un plan personal para distribuir y diferenciar efectivamente tus horas de trabajo de aquellas horas destinadas a tu vida familiar.

Involucra a tu familia

Quizás en un principio tus hijos no puedan ayudarte porque son pequeños, pero conforme crecen puedes evaluar la posibilidad de delegarles pequeñas tareas para que se sientan participes de tu emprendimiento. De esta manera, no solo compartirás más tiempo con ellos, sino que además estarás reforzando el sentido del trabajo comprometido y responsable.

Por último, y como clave extra, te queremos compartir lo importante que es que te sientas acompañada en el proceso. Ya que el emprendimiento puede llegar a ser un camino un tanto solitario. Sin embargo, el estar en contacto con otras mompreneurs te ayudará a compartir experiencias, sumar aprendizajes e incluso a descubrir nuevas estrategias aplicables ya sea para tu negocio o tu vida familiar.

¿Tú eres mompreneur o te gustaría serlo? Nos encantará que nos platiques vía DM a través de nuestro Instagram, @kalanobleas.

¡Nos vemos el próximo martes!

About the author

Leave a Reply