esen

Slide

La Historia de KALAN

Narrada por Natalia.

Antecedentes

KALAN nació en Monterrey, Nuevo León en mayo del 2018. Sin embargo, nuestra historia como emprendedoras inició muchos años antes, cuando Andrea y yo apenas éramos unas niñas.

Desde muy pequeñas mi mamá nos enseñó la imagen de una mujer sumamente trabajadora. A lo largo de los años la vimos emprender varios proyectos, que la llevaron a aprender mucho acerca del desarrollo de negocios. Y, sin saberlo en ese momento, nos llevó a nosotras a aprender lo que significa la perseverancia y el esfuerzo diario, herramientas que al momento de iniciar nuestra empresa, nos prepararon para enfrentar los retos que vendrían en el camino al éxito.

Mientras crecimos, siempre tuvimos la idea de emprender un negocio familiar en el que estuviéramos involucradas las tres. Sin embargo, como es natural, al llegar a la Universidad, tomamos caminos distintos y comenzamos cada quien a desarrollar su propia carrera profesional. Hasta que un día, ya casadas y con hijos, buscando compaginar nuestra labor de ser mamás, con el sueño de desarrollar algo juntas, nos dimos a la tarea de revivir nuestros planes y, después de explorar diversas ideas y hacer una exhaustiva investigación de campo, descubrimos un alto potencial de crecimiento en los snacks y las obleas hechas de amaranto, reconociendo en ellas una oportunidad de negocio.

Y ahí es cuando surgió la idea de KALAN.

 

Origen del nombre y propósito de la marca

La palabra “KALAN” significa “cuidarte” en Maya. Y haber elegido esa palabra como nuestro nombre, tiene como propósito principal dar a entender nuestra misión como una marca que persigue el bienestar y el cuidado integral de la persona en sus aspectos físico, mental y espiritual.

 

Cómo inició el camino al éxito

En el proceso de desarrollo de la empresa, desde un principio nos dedicamos a hacer todo en equipo. Desde encargarnos de darle una imagen y una identidad al producto, trazar el diseño del logotipo, diseñar las etiquetas, el empaque, hasta hacer la investigación científica necesaria para desarrollar la fórmula y asegurar que fuera un producto que aportará nutrientes y beneficios a nuestros consumidores.

Una vez que el producto estuvo listo y pasamos al proceso productivo, nos encargábamos de empaquetar, etiquetar y entregar cada pedido directamente. Conforme se fue dando nuestro crecimiento de forma natural, el negocio nos requirió sumar a más miembros a nuestro equipo de trabajo, con el fin de atender todas nuestras órdenes.

Al mismo tiempo, nos encargamos de tocar todas las puertas posibles para colocar nuestras obleas en tienditas, boutiques, gimnasios, etc., siempre en la búsqueda de encontrar un aliado que confiara en nosotras y nos permitiera vender KALAN. 

En menos de un mes ya estábamos vendiendo obleas en dos ciudades de la República: Cancún y Monterrey. Y desde ahí, poco a poco y con mucha resiliencia, logramos estar en cada vez más puntos de venta alrededor de México.

El fenómeno que empezó a suceder fue muy especial, trabajamos día y noche para convertirnos en un snack atractivo para consumir en la vida diaria y ese esfuerzo inmenso comenzó a dar frutos. Desde entonces siempre nos vimos como una marca que llegaría a ser mundialmente reconocida, y muchas personas nos empezaron a ver así también, tanto que nos buscaron para pedirnos ser representantes y poder vender nuestra marca. A partir de ahí es que comenzó nuestro modelo de distribución, gracias al cual se detonaron nuestras ventas. 

 

El papel de las redes sociales

A la par del trabajo que hicimos para colocar nuestros productos en gran cantidad de puntos de venta, desde un principio nos dimos a la tarea de comunicar nuestra marca a través de las redes sociales, especialmente Instagram, que hoy es nuestro canal de comunicación más grande y el que ha detonado en gran medida nuestra popularidad alrededor de México y del mundo. 

Al día de hoy, gracias al trabajo que durante estos 3 años hemos realizado para generar contenido, interactuar y establecer colaboraciones con marcas y numerosas figuras públicas, tanto con marcas como con numerosas figuras públicas, es que logramos sumar ya más de 155 mil seguidores que forman parte de la comunidad activa de KALAN que nos siguen y consumen nuestros productos todos los días. 

 

Apertura internacional

Con el crecimiento de nuestro alcance gracias a las redes sociales, nuestra marca comenzó a explorar otros países y, para cuando nos dimos cuenta, ya estábamos exportando nuestros productos alrededor del mundo.

Así fue que, lo mismo que pasó en México, comenzó a pasar alrededor del mundo. Comenzamos a recibir interesados en vender nuestros productos en otros países. Y con la ayuda de socios logísticos que nos facilitaron la internacionalización, poco a poco logramos llevar a KALAN Obleas a más de 22 países con un modelo de distribución internacional encabezado por mi mamá. 

 

Popularidad de la marca

La popularidad que han tenido nuestras obleas nos han llevado a participar en eventos como Premios Juventud, Latin Grammys, programas televisivos como “Tu cara me suena” o “Celebra con ellas”, entre otros muchos en México. 

Asimismo, muchísimos actores, cantantes, futbolistas, influencers y otros famosos como Sascha Fitness, Thalia, Oribe Peralta , Alejandro De La Madrid han compartido nuestros productos en redes sociales, y nos han ayudado a encontrar cada vez más personas que aman nuestra marca.

 

2020

Si bien el año pasado la pandemia por COVID 19 sacudió al mundo y trajo consigo una gran incertidumbre para todos, incluyéndonos a nosotras, debemos decir que sorpresivamente significó el año de mayores logros para nuestra marca. 

No nada más consolidamos nuestra operación, mejoramos nuestras fórmulas formalizamos nuestro esfuerzo de internacionalización; también redoblamos nuestra presencia online, entramos a supermercados muy importantes, lanzamos nuestra venta en Amazon y entramos en un círculo virtuoso que desde entonces no ha dejado de crecer, en gran medida gracias al comercio internacional y a las oportunidades de las ventas en línea.

Al día de hoy, somos prueba de que con convicción, resiliencia, esfuerzo y trabajo diario, los sueños se pueden lograr. Y, afortunadamente, después de 3 años de arduo trabajo, podemos decir que contamos con una estructura sólida que nos permite seguir construyendo ese sueño que nació desde muy pequeñas, para ofrecer cada vez más y mejores productos. Pues la verdad es que el límite nos lo ponemos nosotras. Hoy en día estamos trabajando en el desarrollo de nuevos productos de la misma forma con que hemos desarrollado todo desde el inicio: entregando el alma en cada detalle para entregar el mejor producto para nuestra comunidad.

 

2021 
 
Al día de hoy, somos prueba de que con convicción, resiliencia, esfuerzo y trabajo diario los sueños se pueden lograr. Y, afortunadamente, después de 3 años de arduo trabajo, podemos decir que contamos con una estructura sólida que nos permite seguir construyendo ese sueño que nació desde muy pequeñas, para ofrecer cada vez más y mejores productos, pues la verdad es que el límite lo ponemos nosotras. Hoy en día, estamos trabajando en el desarrollo de nuevos productos de la misma forma con la que hemos desarrollado todo desde el inicio: entregando el alma en cada detalle para entregar el mejor producto para nuestra comunidad. 
 
Y así seguiremos, no planeamos detenernos pronto.